viernes, 29 de noviembre de 2013

El Peletero / El paisaje visual de Culleré


El paisaje visual de Culleré


Pionero es un término polisémico. Se puede ser pionero en una época, en un campo inexplorado, en un estilo concreto, en una actitud o en un país.
Albert Culleré –un seguidor de lujo de este blog– lo es en varios aspectos.  (Seguir leyendo)

----------------------------------------------------------------------------

M’adormia veient com dibuixava, només il•luminava l’habitació la seva llum en un racó, jo era petit i ell un jovenet.

Fa dos dies encara conservàvem la seva taula, el llum, el racó i el seu tamboret gris on se seia corbant l’espatlla.

Fa dos dies justos, potser un i mig, va ser ahir, i ahir tot estava per fer i avui tot continua igual, igual perquè per més que fem jo continuo sent un nen i ell un jovenet

.-----------------------

Me dormía viendo como dibujaba, sólo iluminaba la habitación su lámpara en un rincón, yo era pequeño y él un jovencito.

Hace dos días aún conservábamos su mesa, la lámpara, el rincón y su taburete gris donde se sentaba curvando la espalda.

Hace dos días justos, quizás uno y medio, fue ayer, y ayer todo estaba por hacer y hoy todo sigue igual, igual porque por más que hagamos yo sigo siendo un niño y él un jovencito.


9 comentarios:

belart dijo...

Muchas gracias Peletero por tan sentido homenaje.

En estas horas robadas al sueño, (intentando perfeccionar los ejercicios de diseño de la escuela que debía compaginar con mi trabajo de aprendiz en un estudio publicitario), procuraba hacer el menor ruido posible para no despertarle; pero a veces, girando la cabeza para comprobarlo, le veía con los ojos abiertos mirándome como pidiendo que le descifrara mis secretos de brujo gráfico... "Duérmete, que ya es muy tarde" le decía. Pero no ha habido más secretos que estos: seguir siendo niños, seguir siendo jovencitos.

A.C.

El peletero dijo...

Vostè i jo sempre li estem robant hores a la son, el dia se’ns fa curt i els interessos són molts.

La vida és senzilla i enrevessada alhora, la vida ho és tot, però tot el que és només cap dins d’ella mateixa, és contenidor i contingut al mateix temps.

I el temps passa volant com si fos el vol nerviós i fràgil d’una papallona, una farfalla, una borboleta, una papillon, una mariposa, una butterfly, una...

Ja és tard, hauríem de descansar i anar a dormir, però no podem, ens queden encara moltes coses per a fer i descobrir, no som altre cosa que uns nens, uns jovenets curiosos, i saber, saber de debò, encara no sabem res.

Una abraçada i no vagi a dormir tard avui.

Inés González dijo...

Cuánta belleza, y cuánto amor hay en estas palabras! Esos recuerdos imborrables son la delicia.
Me han emocionado mucho...
Un hermano mayor que nos marca el camino con su hacer y forma ver la vida derrochando afecto, es un privilegio, un lujo, un regalo irreemplazable.
Un abrazo muy fuerte para los dos!

Inés González dijo...

Por cierto ese dibujo tiene una síntesis extraordinaria! Mejor no podía plasmar y desnudar el alma Albert, pura mirada y curiosidad.
Besos

El peletero dijo...

Muchas gracias por sus palabras, querida Inés, los hermanos mayores son un norte y ya sabe que sin norte no hay sur y todo permanece confuso y desordenado.

La caricatura que publico está hecha con elementos tipográficos, letras, signos de puntuación y paréntesis, el señor Culleré es un gran amante de la tipografía, un arte que aúna creatividad y precisión comunicativa, dos cosas que casi nunca van juntas.

Besos con B :)

Marga dijo...

Tiene razón, señor Peletero, los hermanos mayores son el Norte.

Y qué suerte de tenerlos, ajá, verdad? O de haberlos tenido, que igual.

Me estrujó un poquito por dentro, sabrá disculparme, sigo sensible, seguiré por siempre me temo ya, con el tema de hermanos mayores.

Besos de pequeños

El peletero dijo...

Así es, querida Marga, se educa dando ejemplo, no con sermones ni peroratas, ni discursos altisonantes o bien intencionados, solamente con estar, sin aspavientos ni afectaciones que, luego, nuestros actos contradicen.

Mi hermano es así, no se esfuerza, pero se le puede ver como un faro.

Besos de farero solitario que añora un barco.

Adela Fonts Artús dijo...

Unes lletres delicioses dedicades a l'Albert... el germà gran! el model!Però fins per a ser un model pels petits s'ha de ser especial. Ja veus, jo soc la germana gran, la pubilla! i no soc pas el model dels meus germans... vaja, a mi no m'ho sembla. No m'aprofiten gens... potser perquè son xicots??? ves a saber!!! Gràcies per compartir uns sentiments tan profunds i íntims!

El peletero dijo...

Gràcies per les teves paraules, Adela. Sí, ets una dona, en el bon sentit de la paraula, poc aprofitada, els teus germans s’ho perden i no pas perquè siguin nois, a tots els homes, crec, ens agrada tenir una germana. L’Albert i jo l’enyorem, potser perquè no l’hem tinguda mai, però sempre hem pensat que ens feia falta.

Una abraçada.