lunes, 22 de mayo de 2017

Sangre, fuego, velocidad y carne.

Escenario de un crimen, NYPD, circa 1915

Diario de primavera (12)

Sangre, fuego, velocidad y carne.

“Arndt Meyer llegó a España en 2009 con una fijación: declarar su amor a una actriz de televisión. Tras varias cartas sin respuesta, el obsesivo admirador decidió pasar a la acción. Un día entregó a la mujer un mechero con el nombre de los dos. Otro, una rosa y una carta. Al tercer encuentro trató de matarla. (El obseso cazador de actrices, J.M. Irujo / Joaquín Gil. El País, 6 de mayo de 2017)

--------------------------------

“Este libro está organizado en cuatro partes. La primera, “Paisaje”, describe la configuración del terreno, las condiciones materiales de las viviendas y la apariencia de las calles. La segunda, “La vida activa”, trata sobre las tentaciones y la evasión de la realidad. La tercera, “El abrazo”, es una mirada a las fuerzas del orden, la represión y el lucro. La cuarta, “La ciudad invisible”, trata de inventariar la trascendencia, las maneras en las que algunas personas intentaron crear su propia ciudad alternativa, por voluntad o porque no les quedaba otra. Dentro de estas partes hay capítulos, organizados de acuerdo a categorías amplias y relativamente obvias. Estas categorías conciernen a los lugares comunes esenciales de la ciudad, a aspectos que siguen influyendo en la vida en Nueva York incluso aunque sus particularidades hayan cambiado. “Las luces”, por ejemplo, que se refiere a los entretenimientos populares, muestra que, a pesar de que su centro neurálgico se desplazó de los escenarios originales y de los “dime museums” hacia los locales de máquinas recreativas y a las salas de cine especializadas en películas de terror y persecuciones, muchos de los atractivos son constantes: sangre, fuego, velocidad y carne.” (Bajos fondos, Una mitología de Nueva York, Luc Sante. Libros del K.O, 2016)

-----------------------------------

“¿Qué es lo que causa el insólito rayo de luz blanca que se extiende hacia arriba desde el horizonte central? El polvo que orbita el Sol. En ciertas épocas del año, una banda de polvo procedente del Sistema Solar interior se eleva antes del amanecer y refleja el Sol; se llama luz zodiacal. El polvo se origina sobre todo en los tenues cometas de la familia de Júpiter y, poco a poco, gira en espiral hacia el Sol. La fotografía muestra la luz zodiacal sobre una espectacular vista de la Curva de la Herradura del río Colorado. Muy por detrás de la luz zodiacal hay un vistoso firmamento que incluye muchas estrellas brillantes como Sirius, varios cúmulos de estrellas azules como las Pléyades y varias nebulosas rojas como el Bucle de Barnard de Orión. La composición de 30 imágenes se hizo a principios de este mes con una oscuridad casi total desde tan sólo 15 centímetros del borde de un peligroso acantilado.”. (Un cielo zodiacal sobre la curva de herradura)

-----------------------------------

Un altre dia parlaré de la carn. 

2 comentarios:

F.PUIGCARBÓ dijo...

No conec la novel·la, la foto es impresionant i de fet, més que una novel·la sembla el guió d'una pel·lícula negre, en blanc i negre, d'aquelles sordides que ja no es fan.


SALUT

El peletero dijo...

No és pas cap novel•la, Francesc. És una aproximació lliure, seudo antropològica, sobre els fonaments mítics de Nova York i els seus baixos fons, que, ben mirat, serveixen també per a qualsevol altre ciutat. Me’l vaig comprar per Sant Jordi, aquell sant que mata dragons i salva princeses.

La fotografia és la de la portada, però no he pogut esbrinar qui n’és l’autor. Tens raó, ja no se’n fan d’aquestes, si més no, no es publiquen.

Salut.